dilluns, 9 de juny de 2008

En el laberinto gris

Los silencios suenan habitualmente a nada que decir, aunque esta vez es más bien un cómo te diría todo lo que te quiero decir. Un “no sé por dónde empezar”, vaya.

Estás en medio del laberinto gris, pero no estás perdido, tienes visión suficiente como para saber por dónde salir. Y sin embargo no sales.


[Cuadro de Marcelo Torretta]