dijous, 3 de febrer de 2011

Hablas de ti con todo lujo de detalles,
Y en los huecos, en vez de respirar,
me recriminas que no hable de mí,
para proseguir a continuación
con tu historia.