dissabte, 13 de juny de 2009

Detrás del laberinto

A veces es fácil. Os veo volar encima de mí y puedo rozar vuestras alas estirando los brazos. Incluso de noche y sin luna, o a pesar de ello, es fácil.

Otras veces es primavera y son altos y tupidos los arbustos. Alguien se pierde en la búsqueda y yo en el encuentro, intentando ambos recorrer el laberinto.