dilluns, 14 de novembre de 2011

Pues así...

Mi gato pide cariño a cabezazo limpio. Le debe parecer patética mi táctica de pulgarcita paciente.